miércoles, 19 de noviembre de 2008

PUNK Y RESISTENCIA NACIONAL EN UGANDA


En 1986, los movimientos insurgentes y revolucionarios del mundo abandonaron impávidamente los fusiles, corrieron las vainas hacia los costados, y clavaron sus ojos en el corazón del África subsahariana: la guerrilla de Yoweri Museveni lograba cercar Kampala y derrotar la tiranía militar.

El NRA/M pasó así a convertirse en la primer insurgencia punk en lograr la caída de un gobierno en el continente negro.

“¿Quién es Yoweri Museveni? ¿Y éstos negros que quieren ahora?”

Éstas y otras tantas preguntas resonaron en los pasillos y catacumbas de las perplejas oficinas de inteligencia del imperio. El reconocido héroe de Vietnam, Richard Fitzgerald Mobatu -ex torturador en la guerra de Camboya, diplomático norteamericano a cargo de la temida agencia Negro American Issues-, dijo al respecto:

No tengo ni la mas puta idea de quien es Yoweri Museveni. Sin embargo, esta es la demostración de que estamos cada vez mas lejos de alcanzar la democracia en Nicaragua”.

Museveni ingresa en 1967 a la Universidad de Dar-es-Salaam, y entre cigarritos cubanos y etílicos varios, se convierte en vocalista de la banda hardcore straight Mekayteluyum, vocablo traducible al castellano como “entrándole a rubios vegetarianos”.

En el marco de la gira Makayte tuksunyn kolotoyu (“Deglutiendo las garras del imperialismo”, 1969-1970), estrechará un fuerte vinculo con Taisee Hebrés, referente del FRELIMO y la resistencia anticolonial en Mozambique.

Ratificando la sabiduría popular *, no tardó en conocer a Julius Nyerere, futuro presidente de Tanzania, otrora bajista de la banda crust-punk “Quilombo”.

Será precisamente Julius quien introduzca a Museveni en el uso y abuso de armas de grueso calibre, bajos acústicos y drogas sintéticas.

Juntos editarán el split What´s wrong with the tomato, fundacional en la escena underground subsahariana, que incluyó el hit “África: de las guerras de independencia anticolonial al socialismo nacional”.

Al regresar a su ciudad natal, Museveni abandonó el lujoso campus universitario de Dart-es-Salaam, para instalarse en la región de Lukwero. Envalentonado por el entrenamiento militar recibido en Mozambique, se dedicó casi exclusivamente a la construcción del Ejército Popular que años mas tarde asaltaría la capital.

Gran lector de Mao Tse Tung, asimiló el valor de la formación política y la institucionalización de los espacios de poder para el sostenimiento de la resistencia.

A los pocos meses, promovió 4 okupaciones (squats) ubicadas en lugares estratégicos, que harían de bases de operación político militar. Bajo la pantalla de actividades de recreación y dispersión juvenil, Museveni construyó su Milicia -que luego se transformaría en las Formaciones Especiales Buenaventura Durruti-, a espaldas tanto de las agencias de inteligencia de la burguesía, como de los movimientos insurgentes marxistas-leninistas del Tercer Mundo.

Sin duda, la experiencia del NRA/M nos ha dejado una gran lección a todos los revolucionarios del planeta.

Desde el Movimiento de Punks para el Tercer Mundo, nos apropiamos de sus enseñanzas y abogamos por la liberación nacional del África Subsahariana.

Saludamos por ello a todos nuestros amigos ugandeses que nos están mirando, y que con fusil y metralla, piquete y cacerola, vinilo y plasticola, se alzaron por la libertad.

* "Dios los cría y los negros se juntan", proverbio regional.

5 comentarios:

Dano dijo...

Amigo, camarada, compañero:

Me destrozo los pantalones, me tiño de fuxia chillón la melena y me cuelgo una espátula en la oreja izquierda para adherirme ya al MPTM...

Ya no más "punk not dead" pintados en las calles -clara expresión de sujetos colonizado, si se la escribe lejos de la blanquicina niebla londinense- si no, más bien un liberador "punk o muerte!"

Saludos! y espero mi "pin" de socio adherente

Dano dijo...

Y ya que estamos, lo invito a participar de la interesantísima encuesta que ebrio y desanimado subí a mi blog...

media veronica dijo...

eso, vivan los punks tercermundista, y se permite la pequeña desviación, la ex alterna que vive en el fondo de mi ser, saluda a los compañeros y compara el fucsia de sus cabellos.
será, así, entonces, camaradas: con bombos y platillos (y guitarras eléctricas descontroladas) saludaremos el advenimiento del socialismo punk, fin último de la guerra que declaramos al imperio con el puño en alto y una botella de ginebra.. en el otro puño.

salutaciones, señor, este blog es lo que Museveni hubiese querido dejar como legado.

media veronica dijo...

por supuestísimo que me sumo! las hordas salvajes son el hábitat natural de los punks tercermundistas, así como de muchos otros especímenes extravagantes del lumpenaje urbano (habitat natural, especímenes.... tengo que esconder un poco más esos resabios biologisistas).

besos ud, sr.

cecita dijo...

sólo quiero hacerte saber que llegué hasta acá (y al de dano y al de juan) partiendo del oficialistísimo blog de artemio lópez.

igual los sigo queriendo, y al leerlos me están impresionando


besossss